Fecha y hora actual: Mar Jun 19, 2018 2:17 pm

Temporadas

  • Temporadas

    Temas
    Mensajes
    Últimos Mensajes
  • Fichas de Inicio


    En este foro se alojan las fichas que se utilizan para iniciar un rol y con los cuales se escribirán los roles.
    3 Temas
    3 Mensajes
    Ficha complement...
    Jue Jun 30, 2016 6:58 pm
    Infected Ruler Ver el último mensaje
  • Reglamento Basico


    Aquí explicare como se iniciara un rol, con las bases, reglamentos, fundamentos, narraciones, entre otras cosas que les servirá como referencia. Cuando ya lo entiendan no les será difícil hacer un rol por su cuenta.
    2 Temas
    5 Mensajes
    Explicación Visu...
    Miér Jun 15, 2016 1:45 am
    Infected Ruler Ver el último mensaje
  • Temporada Uno; Virus


    TEMPORADA UNO; VIRUS

    La ambientación apocalíptica del tipo "invasión" siempre ha sido una de mis preferidas.

    Hay tres escenarios posibles para Rolear: el comienzo de la infección, la etapa de expansión y el final, cuando ya la mayoría de la población ha sucumbido. En la mayoría de películas sobre zombis se tratan el segundo y tercer caso, es decir, cuando ya hay una cantidad importante de muertos vivientes por las calles.

    Lo primero que hay que definir es cuál es la "zona cero", el tipo de virus y su velocidad a la hora de matar.

    Un caso clásico es el experimento militar que se descontrola y acaba llegando a la población. Apocalipsis de Stephen King se basa en esta premisa, solo que en su novela la gente muere y no vuelve a levantarse.

    Es importante conocer la velocidad con la que actúa la enfermedad porque es probable que en un momento u otro afecte a los personajes.

    En 28 días después la infección actúa a velocidad de vértigo, transformando a una persona sana en una criatura rabiosa en cuestión de segundos. Por el contrario, en Amanecer de los muertos de Romero del mordisco a la zombificación pasan varios días.

    El caso del virus rápido es malo para los jugadores porque no hay manera de aplicar un antídoto si no se tiene a mano y en el periodo de expansión salir al exterior será tremendamente peligroso: un solo zombi puede acabar con un grupo grande de personas en pocos minutos, simplemente por el efecto dominó. La evacuación y el control de la enfermedad serían tareas imposibles. La policía y el ejército llegarían cuando ya hubiese cientos de infectados en la calle, dispuestos a contagiar a otros cientos y luego a miles. Una ciudad puede caer en horas, salvándose sólo aquellos que permanezcan en sus casas.
    Aprovisionarse sería relativamente fácil porque todo estaría en su lugar, al menos en un principio.

    La sociedad se habría destruido tan rápido que los saqueos y rapiñas se reducirían al mínimo. Conseguir un vehículo también sería fácil, pero la mayoría de las carreteras estarían colapsadas por los coches de aquellos que fueron contagiados al volante y provocaron accidentes o embotellamientos. Los zombis estarían concentrados en los núcleos de población, ya que a nadie
    le daría tiempo a desplazarse más lejos.
    Con el virus lento, por el contrario, primero habría rumores, noticias en la televisión, investigaciones, recomendaciones del Gobierno... . Si únicamente existiese un foco podría ser controlado, ya que el periodo de incubación permitiría poner a los individuos en cuarentena aislando pueblos o ciudades enteras. No habría efecto dominó, pero sí algo todavía más peligroso: los contagiados podrían pasar por personas sanas durante un tiempo, lo que les
    permitiría tomar trenes, barcos y aviones, llevando consigo el virus y multiplicando las "zonas calientes". Pensemos en lo que ocurrió con el SARS, la gripe asiática, con enfermos por medio mundo.

    Cuando la situación fuese irreversible habría evacuaciones y probablemente la instauración de un estado militar, con "escuadrones de la muerte" encargados de limpiar lugares críticos.

    Habría saqueo y pillaje por parte de los supervivientes, con lo cual quedarían menos recursos disponibles, pero al menos muchas carreteras urbanas estarían todavía practicables, si el éxodo de los habitantes es ordenado. Los zombis estarían desigualmente repartidos: primero se extenderían por las zonas en cuarentena, luego arrinconarían a los vivos en campos de refugiados y ciudades "limpias" para finalmente invadirlo todo excepto pequeños núcleos de resistencia.

    Con ese panorama, decidir qué hacer no sería tarea fácil.

    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temporada Dos; ¿Y Ahora qué?


    TEMPORADA DOS; ¿Y AHORA QUÉ?

    Imagina que has sobrevivido al virus. Te encuentras encerrado en tu casa, viendo a través de la ventana como por la calle vagabundeando zombis que atacan a cualquiera que se atreva a asomarse. Puede que incluso haya alguno
    aporreando tu puerta, así que atrincherarse, solo o con familiares, amigos o vecinos, es una opción lógica.

    La primera pregunta será ¿qué hacemos ahora? Con un virus de acción lenta es posible que la televisión siga emitiendo y el Gobierno dé recomendaciones a la gente atrapada, informando sobre zonas seguras, puntos de encuentro, rutas de escape, etc. Si el virus es rápido quizá no quede nadie para ayudar, las comunicaciones se cortarán igual que el agua, el gas y el suministro
    eléctrico.

    Cualquiera se dará cuenta de que permanecer quietos es morir lentamente en una ratonera. Habrá que salir, buscar agua y comida, armas, herramientas, un vehículo... como mínimo para sobrevivir ahora y para tener una serie de recursos con los que planear el siguiente movimiento.

    Para buscar comida, las casas o pisos de los alrededores no son buenas alternativas, porque quién sabe qué puede esconderse dentro. Habría que olvidarlo hasta que sea el último recurso. El primer objetivo, aprendido de las películas, serán los centros comerciales. Grandes, bien surtidos, con una vista clara del entorno para no caer en encerronas...

    Es una lástima que todo el mundo piense lo mismo. Para cuando lleguemos puede que ya estén saqueados completamente. Si han pasado varios días o semanas desde el "primer contacto" ya no quedarán productos perecederos
    y al final habrá que echar mano de cualquier cosa. Algo es algo. A la larga serán más valiosas las pequeñas tiendas de barrio, cerradas y aisladas, que cualquier supermercado.

    Pero antes de "hacer la compra" hay que llegar físicamente allí. Volviendo al punto de partida, la casa o piso en el que estamos escondidos... ¿cómo nos preparamos para salir? Para defendernos siempre podremos encontrar cuchillos de varios tamaños, poco efectivos pero útiles en situaciones límite, y algo con lo que improvisar una porra o garrote. Los más afortunados pueden
    tener una escopeta de caza, pero la mayoría estarán contentos con un bate o una tubería de plomo. Ropa y calzado cómodo para correr y ya estamos listos.

    Hay que ir con una idea clara del sitio y de lo que se quiere coger. Lo más normal, una tienda en la que conseguir algo de agua embotellada y comida en lata, en primer lugar. Segundo una ferretería para linternas, pilas, un hornillo...

    Saco de dormir, cuerdas y equipamiento parecido se puede conseguir en tiendas de deporte o aventura. Si se tiene coche, se le puede hacer una visita
    para ver en qué estado está, pero solo si está aparcado en el exterior, porque un parking subterráneo puede ser una trampa mortal.

    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temporada Tres; Un Pie en la Calle


    TEMPORADA TRES; UN PIE EN LA CALLE

    El peor momento al que se enfrente un personaje en una partida de "invasión" será cuando tenga que salir a la calle. Si para empeorar la situación se está solo y pobremente armado, se convertirá en una auténtica pesadilla.

    Imaginemos que estamos atrincherados en una casa o un piso. Al abrir la puerta ya podemos tener a alguien o algo esperándonos, aunque si no hemos llamado la atención es poco probable.

    Los zombis no se quedarán quietos en un lugar que parece deshabitado. Si se tienen armas de fuego, hay que resistir la tentación de disparar desde las ventanas a los que caminen por los alrededores, porque no despejaremos el camino sino todo lo contrario. Con el ruido sólo conseguiremos atraer a más. Pasar desapercibido es el mejor seguro de vida.

    En una casa llegar a la calle es sencillo, daremos un par de pasos y estaremos en el exterior, al descubierto. En un piso tendremos que superar un trago difícil: las escaleras. Cualquiera que haya visto películas de zombis sabe que el ascensor siempre es una mala idea, pero las escaleras tampoco hay que tomárselas a la ligera. Un par de muertos vivientes pueden aparecer desde cualquier piso y bloquear la bajada o la subida, o las dos, obligándonos a pelear para sobrepasarlos. La ventaja para nosotros es que en un espacio reducido siempre nos enfrentaremos a pocos de cada vez, y ellos serán peores que nosotros combatiendo (al menos en teoría).

    Nuestro objetivo debe ser el portal, olvidémonos de los pisos intermedios. Dentro de ellos puede haber muerto alguien y no conviene arriesgarse a liberar a un infectado o varios en nuestro bloque.

    Ya en la calle tenemos que prepararnos para correr, recordando cuál es nuestro objetivo. Siempre debe ser conocido, no hay que perder tiempo buscando por las calles. También tenemos que tener claro para qué salimos. Como dijimos en la temporada anterior, nuestras necesidades básicas
    son: comida, armas, equipo y un vehículo. Si se va en grupo, no hay que separarse y preferiblemente debería estar compuesto por personajes que puedan ir al mismo ritmo. En este mundo, lento es igual a muerto. Cuando salgamos, que sea cerrando la puerta tras de sí y sin olvidar la llave. En este momento probablemente ya tengamos a la vista a los primeros zombis.

    Su reacción al vernos será avanzar hacia nosotros y rodearnos. Si son muchos y nos van a impedir el paso, es mejor retroceder y esperar otro momento.

    Sólo hay que seguir si hay huecos suficientes entre ellos como para eludirlos. Recordemos que estamos hablando del infectado común que camina a paso lento. Cuando escapemos del primer grupo tendremos que esquivar a otros
    que haya por la calle hasta llegar a nuestro destino. Todos estos que dejamos atrás nos seguirán, así que cuando lleguemos a la tienda o armería habrá un buen número detrás. Una razón más para darnos prisa y no dejar que se nos echen encima.

    Los centros comerciales son buenas elecciones no sólo por la abundancia de productos sino porque es más probable que estén abiertos y sus puertas son tan amplias que es casi imposible que las bloqueen.

    Para los que estén pensando que es mejor hacer todo esto en coche, no es buena idea intentar conseguir uno o querer llegar al nuestro en la primera salida. Hay que estudiar la densidad de la "población de infectados" y ver si
    podríamos maniobrar entre ellos lo suficiente como para que merezca la pena ir en cuatro ruedas. A no ser que dispongamos de un vehículo pesado y bien protegido, algo entre un 4x4 y un camión, chocar contra media docena de muertos vivientes puede estropearlo sin remedio.

    En el centro comercial probablemente habrá zombis "haciendo la ronda" así que conviene jugar con la estructura de pasillos para despistarlos y coger lo que busquemos sin complicaciones. Para salir, elegiremos un sitio diferente al que entramos, si es posible, y volveremos a casa de la misma forma, por calles diferentes para no encontrarnos con ninguna aglomeración o emboscada.

    Dicho así parece muy fácil pero ¿qué pasa si nos acorralan en el supermercado? ¿Y si acabamos en un callejón sin salida? ¿Y si encontramos a otros supervivientes? Lo veremos más adelante.

    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temporada Cuatro; Encuentro


    TEMPORADA CUATRO: ENCUENTRO

    Este seria el tipico inicio de un personaje que inicia peleando con un infectado, muchos dirían que es un valiente... Pero para los que juegan a Rol. Solo es un pobre idiota.

    Puesto que tienes que tener muy buenos atributos para poder tener una lucha con un infectado asegurada.

    Simplemente un idiota el que quiera iniciar por esta temporada, pero si te crees "valiente" puedes intentarlo.

    Por lo tanto, sólo queda hacerle una recomendación a los que intenten iniciar por esta temporada, correr, correr y correr. ¿Hacia dónde? andate a saber, tu eres el listo que se quiso meter en esta temporada, bueno... Ya dejó de ser cortante, cualquier lugar donde no haya infectados. Difícil, si tenemos en cuenta que ellos no descansan, no comen, no duermen, no les afecta nada y tienen todo el tiempo del mundo para llegar a nosotros. Pero nadie dijo que esto fuese a ser fácil, por algo en inglés llaman al género "survival horror".

    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temporada Cinco; Amigos Y Enemigos


    TEMPORADA CINCO: AMIGOS Y ENEMIGOS

    Puede parecer raro, pero quizá los miles de zombis que se arrastran por las calles no sean el peor enemigo de un superviviente. La mayor amenaza puede venir de otros seres humanos, ya sean civiles, militares, equipos de rescate...

    Imaginemos una ciudad de 200.000 habitantes, en la que el 99.9% haya caído por la infección. Eso nos da un total de 200 personas sanas. Normalmente con el tiempo este número se irá reduciendo pero con toda seguridad los que queden se unirán en grupos, establecerán sus jerarquías y trazarán planes, igual que los jugadores. En ese momento, cualquier "no infectado" que se aproxime puede ser visto de dos formas:

    Una ayuda en la lucha común contra los muertos vivientes o una amenaza.

    Este tipo de actitudes suele marcarlas el líder. Si él considera que los "nuevos" son solo más bocas que alimentar o potenciales ladrones, el grupo entero se volverá cerrado y hostil. A la inversa, un líder aperturista puede influir decisivamente para que sus seguidores vean a los recién llegados con
    buenos ojos. Por lo tanto, mejor no enemistarse con ninguno de ellos.

    Los supervivientes amigables no supondrán ningún problema y tenderán a retirarse si son provocados, pero los hostiles se dividirán en dos tipos: activos y pasivos. Los pasivos serán aquellos que sólo reaccionarán si son atacados primero. Los activos por el contrario prepararán trampas y emboscadas, siguiendo la filosofía de disparar primero y preguntar después. En muchos casos lo harán para apoderarse de las armas o los víveres de los personajes, pero también pueden reaccionar así por puro miedo.

    La recomendación por tanto es desconfiar de todo el mundo. Unirse a un grupo no garantiza un aumento de las probabilidades de sobrevivir, así que es preferible evitar el contacto si no es por motivos de fuerza mayor.

    Al inicio de la invasión zombi también hay muchas probabilidades de que los jugadores se topen con fuerzas del orden o equipos de rescate. Pueden ser unidades del ejército para la guerra biológica, policías atrincherados en una comisaría o escuadrones de la muerte enviados a "sanear" una zona. La situación se puede resolver de muchas maneras: la mayoría pasan por ser
    desarmado y obedecer.

    Los policías querrán que los civiles permanezcan en segunda línea y encerrarán a los que consideren conflictivos. Si el encuentro es con militares será peor ya que el destino habitual será un campo de refugiados o una zona de cuarentena. También hay que tener en cuenta que en casos extremos los jugadores pueden ser atacados directamente y sin previo aviso, como "acción preventiva" por si están infectados.

    En conclusión, una vez definido el grupo inicial los jugadores están solos en su lucha por salir adelante. Tienen que ser conscientes de que no pueden fiarse de nadie y que para sobrevivir deben valerse por sí mismos.

    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temporada Seis; Planes De Fuga


    TEMPORADA SEIS: PLANES DE FUGA

    Cuando tengamos armas, equipo y provisiones como para garantizarnos el día a día, habrá que trazar un plan de huida. Normalmente será tan simple como escapar de la "zona caliente" a una que no lo sea.

    La primera pregunta será ¿a dónde? Escuchando la radio o viendo los noticiarios en televisión (si los hay) podemos recibir indicaciones sobre lugares seguros, zonas de cuarentena o puntos de encuentro. Como ya comentamos otras veces, siempre será arriesgado ponerse en manos de
    militares, pero es una posibilidad tan válida como otras.

    También podemos optar por intentar llegar a una zona limpia por nuestra cuenta, eludir los controles y volver a la civilización. Quizá simplemente queramos alejarnos de la ciudad y sus cientos de miles de zombis, para aumentar nuestras probabilidades de seguir vivos.

    Al contrario de lo que pueda parecer, las montañas no son una buena opción. Hay que recordar que necesitaremos agua y comida, y que cazar para sobrevivir es realmente complicado. Así que nuestro destino primario debe ser urbano, o al menos tener un núcleo de población cerca donde abastecernos.

    Para ponernos en marcha necesitaremos un vehículo grande y robusto, que permita cruzar sin dudar una muralla de muertos vivientes. Un camión es una buena opción, igual que bulldozers o palas excavadoras, aunque tienen la gran desventaja de consumir mucho combustible. No nos interesa parar a menudo en estaciones de servicio, por razones obvias. Si no tenemos más remedio que viajar en coche, hay que estar preparados para abandonarlo y buscar otro en caso de accidente, algo que se producirá bastante a menudo. Chocar contra uno o varios cadáveres andantes puede destrozarnos el radiador, el parabrisas o las ruedas, dejando inservible el vehículo.

    Durante el viaje las escaramuzas con zombis serán constantes. Las carreteras serán peligrosas y estarán llenas de vehículos abandonados. Habrá embotellamientos que tendremos que superar campo a través, pueblos y ciudades que tendremos que cruzar obligatoriamente, etc. En muchos momentos conduciremos con puños golpeando los parabrisas y criaturas agarrándose a la carrocería o babeando sobre los cristales.

    La mejor recomendación para un viaje de este tipo es eludir los lugares en los que haya posibilidades de tener un encuentro. En los atascos merodearán cientos de zombis, igual que en cualquier núcleo urbano. También puede haber supervivientes más o menos peligrosos y en los cruces o autopistas controles del ejército. Hay que esconderse y desplazarse siempre por zonas
    en las que podamos ver a los enemigos aproximarse a gran distancia. No es buena idea pararse para comer o dormir, es mejor turnarse al volante y aprovechar el tiempo al máximo. Si es necesario detenerse es preferible hacerlo en lugares aislados fuera de las rutas principales, que sean de fácil defensa y con varias rutas de huida. Nadie quiere verse en el interior de una granja abandonada, descubriendo en plena noche que decenas de infectados se aproximan por todas direcciones y el coche se ha quedado en el granero.
    Suponiendo que todo vaya bien, nada garantiza que el final del viaje sea realmente "el final". En nuestro destino quizá no nos reciban con los brazos abiertos, o lo que es peor, puede que no haya recibimiento alguno, si ya están todos muertos. Quizá escapemos de una ciudad para descubrir que la siguiente también está infectada, y la siguiente, y la siguiente... Las zonas "seguras" pueden dejar de serlo y ni siquiera una isla supuestamente desierta es una garantía. Entonces ¿qué hacer si nuestra huida fracasa?

    Si tenemos la suerte de estar en un entorno aislado, como un pequeño pueblo, un centro comercial, base militar o similares, podemos plantearnos limpiarlo de muertos vivientes y atrincherarse. Este último caso es el más arriesgado y siempre tiene "fecha de caducidad" por decirlo así. Ninguna barricada resiste eternamente y si no tenemos la seguridad de que alguien va a venir a rescatarnos, es mejor no enjaularnos a nosotros mismos. ¿Podríamos acostumbrarnos a vivir entre infectados? Bueno, siempre hay formas de hacerlo. Pero eso ya es otra historia.

    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temporada Siete; Refugio


    TEMPORADA SIENTE: REFUGIO

    Puede que no hayamos conseguido escapar de la ciudad, o simplemente que todo el mundo está infestado de infectados y no haya ningún lugar a donde ir. El final de nuestras aventuras puede ser descubrir que como Charlton Heston en The Omega Man, somos los últimos hombres vivos sobre la Tierra. Es poco probable que no haya ningún superviviente más, pero si el siguiente grupo está a 300 kilómetros es como si no existiese.

    En este caso la única alternativa es elegir un lugar en el que establecerse, iniciando una nueva vida, por precaria que sea. El sitio que escojamos tiene
    que cumplir unas condiciones básicas: en primer lugar, tener un acceso directo (o próximo) a agua potable y un lugar de aprovisionamiento en los
    alrededores. Para salir del paso podemos ocupar provisionalmente un piso cercano a un centro comercial, que iremos visitando de vez en cuando.

    Después de equiparnos, podemos dejar ese y buscar un lugar no demasiado grande, que sea defendible y que nos permita tener varias rutas de escape. Un pequeño bloque de pisos en la ciudad es una buena opción, sobre todo si tiene pocas plantas que se puedan limpiar de zombis rápidamente y sin riesgos.

    Las granjas en el campo no son seguras, no sólo por los muertos vivientes que pueden acosarnos en todas direcciones, sino por los saqueadores. Las películas han popularizado también la idea de construir una empalizada para mantener alejados a los asaltantes, pero son construcciones que se tardan demasiado en levantar, son muy vulnerables al fuego y habitualmente defenderlas es una tarea condenada al fracaso. Una gran ciudad en la que seamos anónimos y tengamos bastantes recursos a mano siempre será mejor.

    Un buen ejemplo de comunidad post-apocalíptica aparece en The Ultimate Warrior de Yul Brynner. Como en la película, hay que procurar ser autosuficientes cultivando pequeños huertos en las terrazas y manteniendo recolectores de agua de lluvia. Los saqueos de la ciudad terminarán por dar muy pocos frutos y no se puede vivir eternamente de comida enlatada.

    Debemos esperar también todo tipo de visitas, así que una vez bloqueadas las entradas y salidas con barricadas, hay que hacer recuento de armas y municiones. Más adelante pensaremos dónde conseguir más, hasta disponer de un pequeño arsenal con el que resistir un posible asedio, humano o no-humano.

    Si tenemos éxito y nuestro refugio se transforma en una verdadera colonia, cuando la invasión zombi se estabilice probablemente recibiremos todo tipo de visitas, desde otros supervivientes hasta nómadas, pasando por mercenarios, piratas de autopista, profetas del fin del mundo con sus seguidores, soldados, comerciantes, saqueadores...

    En algunos casos será mejor ocultarse y no dar señales de vida, en otros no habrá más remedio que luchar o parlamentar. Habrá peticiones para unirse al grupo, y ahí debe evaluarse cuántos somos y si se puede mantener una boca más. Hay que pensar en el futuro y no rechazar a todo el mundo, porque con
    suficientes manos para trabajar podría conquistar más terreno, en vez de un bloque de pisos tener dos, luego tres, más tarde un barrio entero... . El objetivo final podría ser convertir nuestra ciudad en una "zona libre" sin zombis. Como final de la campaña sería perfecto.

    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temporada Zero; A Tu Criterio


    TEMPORADA ZERO; A TU CRITERIO

    Esta es una temporada completamente apartada de las demás, si no te gustan las opciones de las demás temporadas y no te agrada por dónde empiezan y la trama que tienen, para eso está hecha esta temporada.

    Para que los que no estén satisfechos, conformes o simplemente tenga una idea mejor para inicio de Rol podrán hacerlo en esta.

    Temporada zero.
    0 Temas
    0 Mensajes

  • Temas
    Respuestas
    Vistos
    Últimos Mensajes
  • Ningún mensaje
 

Usuarios navegando en este foro: Ninguno
Moderadores

Ninguno

Permisos de este foro:

No puedes publicar nuevos temas en este foro.
No puedes responder a temas en este foro.

Leyenda
  • Nuevos mensajes Nuevos mensajes
  • Nuevos mensajes [ Popular ] Nuevos mensajes [ Popular ]
  • Nuevos mensajes [ Cerrado ] Nuevos mensajes [ Cerrado ]
  • No hay nuevos mensajes No hay nuevos mensajes
  • No hay nuevos mensajes [ Popular ] No hay nuevos mensajes [ Popular ]
  • No hay nuevos mensajes [ Cerrado ] No hay nuevos mensajes [ Cerrado ]
  • Anuncio Anuncio
  • Nota Nota
  • Anuncio global Anuncio global